lunes, 15 de abril de 2013

CARLOS GARCÍA ROMÁN, pintar el mar


El mar ha sido motivo de inspiración durante toda la historia del arte, si bien es cierto que la constitución e independencia del género de pintura de marinas fue bastante progresivo. Ligado al paisaje y relegado a telón de fondo de otros temas principales su representación constituyó el escenario de numerosos temas históricos, de género o retratos.


Orilla transparente                                                                       Óleo/lienzo, 73x100 cm.


Las pinturas de Carlos García Román prescinden de cualquier elemento adicional que distraigan la mirada, él pinta el mar en su esencia a través de  sus características más representativas. El agua, la espuma, el oleaje, el horizonte y la tierra son elementos más que suficientes para estructurar unas composiciones  hiperrealistas.


En las rocas                                                                                 Óleo/lienzo, 30x60 cm.


Su impecable factura, a base de óleo, le permite representar los variados efectos de luz, color y transparencia del mar. Una técnica, fruto del buen hacer, que posibilita incluso percibir las cualidades físicas de éste y evocar con tan sólo una imagen el ruido de las olas, el frescor del agua y el olor a sal, un disfrute para los sentidos.


Mar de invierno I                                                                            Óleo/lienzo, 17x46 cm.

1 comentario:

  1. Realmente sus cuadros son ventanas al mar, enhorabuena Carlos

    ResponderEliminar